Nicolas Tenzer, Por una Nueva Filosofía Política.

El libro, en una cita:

“La política sólo es compatible con la ética de responsabilidad, en la que la mentira es un instrumento más”.

En una línea:

La política se ocupa de lo concreto, de lo práctico, está gobernada por las pasiones y ha de ser eficaz. La ética individual es la de convicción, por la que se persiguen los principios antes que los resultados. En cambio, el político tiene responsabilidad respecto a sus gobernados; debe considerar los valores morales sociales sólo mientras sean útiles, siendo la mentira otro instrumento más. 

En internet:

Nicolas Tenzer (francés), Libros en FNAC (francés).

Más:

Poco tiene que ver la ética con la política. ¿Es lícito tomar decisiones que no encajen con la ética individual si de esta forma se favorecen los derechos humanos de una mayoría? 

Al final, el autor considera que la moral es relativa (sólo cuestión de preferencias), que la ética es meramente práctica de la duda, y que la legitimidad es una representación, una creencia que se hacen los ciudadanos. 

En democracia, es necesario participar en la decisión común, pero sin caer en la ley de la mayoría. 

¿Se puede criticar la democracia en su nombre? No parece buena idea extender los derechos que suscita la democracia bajo el riesgo de perderla.

Anuncios