El Sueño de la Inmortalidad, Francisco Mora.

El libro, en una cita:
“El envejecimiento humano no viene dirigido por ningún programa grabado en los genes”.
En una frase.
Se habla de envejecer con o sin éxito: en función de cómo activemos los genes que dependen de nuestro estilo de vida y frenan el efecto del medio ambiente: con un modo de vida productivo, satisfactorio y saludable.

Internet.
Más.
Las enfermedades que aparecen en edades avanzadas dependen de nuestro modo de vida previo; nadie muere de envejecimiento. De hecho, hay animales que no envejecen. 
Hay ancianos que se sienten vivos y emprenden cada día con un proyecto; otros en cambio viven atrapados por sentimientos pasados. Depende de nuestra capacidad de adaptación e interacción en el trato con los demás.
No existe un remedio demostrado para frenar el envejecimiento. Se sabe que depende de factores exógenos y heredados, y que el cerebro es un sumidero nutricional: se nutre a partir de desnutrir el resto del cuerpo. Una forma demostrada de prolongación de la vida consiste en la restricción calórica – sus beneficios no se reducen a la disminución de las enfermedades asociadas a la obesidad. 
Y se insiste en que el uso del cerebro no lo desgasta (como otros órganos). Debemos seguir motivados, frente al “ya está” de los cantos de sirena de Ulises. Además, es conveniente realizar ejercicio aeróbico físico regular, manteniendo la emoción y el interés.
Importante libro en una sociedad mundial cada vez más envejecida. 

Anuncios