Jesús Mosterín, Historia del Pensamiento. China.

El libro, en una cita.

“El pensamiento clásico en China tiene similitudes con el occidental más moderno.” (*).

En una línea.

Confucio instaba a hacer lo correcto (Kant), Mo Di predicaba el amor universal (Jesús); Meng Ke pensaba que el hombre es bueno por naturaleza (Rousseau); Xun Kuang, que es malo (Hobbes).Yang Zhou propone valorar la vida y a uno mismo (Foucault). Zhuang Zhou aceptaba diversidad de opiniones (Ortega). 

Internet.

Jesús Mosterín (Wikipedia), Perfil académico y bibliografía (CSIC), Casa del Libro (J. Mosterín, Pensamiento en China).

Conoce un poco más al autor: Artículo de El País (La Apuesta por el Individuo), Intervención en Parlamento catalán sobre la prohibición de los toros (vídeo).

Más…
Me ha llamado mucho la atención las similitudes entre el pensamiento oriental y occidental. En lugar de señalar ahora mi punto de vista personal, prefiero en este caso continuar resumiendo un libro que, en mi opinión, es muy completo tanto desde un punto de vista histórico como filosófico:  

Más… historia.

Existe una detalladísima historiografía de China, siempre preocupada por registrar las fechas de los eventos más importantes. 

Vivió épocas de guerra hasta llegar a la unificación en el siglo -III por el imperio Qin. Se aseguró su estabilidad mediante leyes durísimas (Han Fei, Li Si) que afectaban también a los nobles.

La dinastía Han guardó ciertas similitudes con el Imperio Romano de Occidente. Durante los Tang, el budismo fue la religión oficial de China; desde la dinastía Song, lo fue el neoconfucianismo hasta la llegada de la República en 1911.

(lista de emperadores de China).

 Más… pensamiento.

La escuela de los letrados (Kong Qiu – Confucio, Meng Ke – Mencio, Xun Kuang), hablaba de benevolencia (amar a los hombres), obrar con rectitud (hacer lo correcto), mediante el esfuerzo, los ritos y el amor gradual (al padre como hijo…).  Con su “Rectificación de los Nombres” pretendía asegurarse que los nombres se correspondieran con las virtudes reales de quienes lo portaran: un rey debía ser justo si aspiraba a llamarse rey.
El Moísmo (Mo Di), postulaba el amor universal (frente al amor gradual de los letrados). Consideraba el excesivo ritualismo como una pérdida de tiempo. 
El Daoísmo predicaba el egoísmo asocial: valorar la vida y a uno mismo. El Dao es el fondo último invariable de la naturaleza, que se concreta en el Dé – en el hombre, virtud. 
El Legismo (Han Fei) ayudó a gobernar con mano dura a una China unificada. 
Del Budismo surgieron cuatro ramas en China; una de ellas fue el zen: propone la meditación sin objeto hasta llegar a la iluminación. 
El Neoconfucianismo se preocupaba de cuestiones éticas, del esfuerzo por automejorarse, de una apuesta por la serenidad y la bondad.

(*) La cita no es textual; se trata de un resumen de una idea claramente reflejada en el texto. 
Anuncios

5 Comments

  1. Sin lugar a dudas el pensamiento oriental centrado en las búsquedas y en la valoración del yo desde la espiritualidad, parece estar más acertado que la religión católica en la que el individuo desaparece y se convierte en una oveja del rebaño guiado por un pastor de dudosos valores…Conceptos como el de la oveja negra o el pecado han llevado a la alienación de toda una cultura ya que el individuo no era ni es libre…En cualquier caso no hay nada como leer y comprender el pensamiento oriental para valorar la vida y valorarse a uno mismo…Una buena lectura José.Saludos.

  2. Sobre lo que comentas del cristianismo, acabo de terminar el libro de Historia del Pensamiento: Cristianismo, del mismo autor (Jesús Mosterín).Es interesantísimo cómo gran parte de la ideología cristiana fue desarrollada con posterioridad a Jesús (en concreto, la idea de Pecado Original la introdujo San Agustín en el s. III, a partir de ideas platónicas).Mi idea es hacer una entrada sobre cada Religión en los meses siguientes, para poder dar una visión general y lo más objetiva posible de qué propone cada una. Espero que os guste!Un saludo, y como siempre, muchas gracias por tus comentarios.Jose

  3. Me voy a quedar especialmente con esta recomendación, ya que me interesa mucho el pensamiento oriental, me encantan los contrastes que se hacen con nuestra cultura. Por cierto, muy interesante tu blog, lo fichsré para hacerte futuras visitas.

  4. Llevo mucho tiempo pensando en adquirir los libros (al menos los referido a pensamiento oriental)de Mosterín, de los que ya había oído hablar. Siento decir, Sofya, que no estoy de acuerdo con que el pensamiento oriental sea más acertado que el occidental. Me parecen los dos igual de dañinos. El pensamiento oriental implica un fuerte componente de jerarquía y, sobre todo, de "contentamiento" (en el sentido inglés de contentment, es decir, aguantarse con lo que se tiene), que puede ser positivo en algunos casos, pero que lleva a los grandes abusos de derechos humanos que se dan, sin que haya protestas o quejas (por suerte, cada vez se dan más por la influencia externa). También es cierto que, aunque hay elementos comunes, nada tiene que ver el pensamiento y la filosofía de tailandés con la de un chino o un japonés (ni el chino con el japonés). Tampoco creo que estén liberados del concepto de pecado o de oveja negra, que también lo tienen, al menos en el budismo. Y yo de esto, de momento, no he estudiado mucho (es una de mis objetivos de este año), pero vivo con ello cada día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s