Jesús Mosterín, Historia del Pensamiento. China.

El libro, en una cita.

“El pensamiento clásico en China tiene similitudes con el occidental más moderno.” (*).

En una línea.

Confucio instaba a hacer lo correcto (Kant), Mo Di predicaba el amor universal (Jesús); Meng Ke pensaba que el hombre es bueno por naturaleza (Rousseau); Xun Kuang, que es malo (Hobbes).Yang Zhou propone valorar la vida y a uno mismo (Foucault). Zhuang Zhou aceptaba diversidad de opiniones (Ortega). 

Internet.

Jesús Mosterín (Wikipedia), Perfil académico y bibliografía (CSIC), Casa del Libro (J. Mosterín, Pensamiento en China).

Conoce un poco más al autor: Artículo de El País (La Apuesta por el Individuo), Intervención en Parlamento catalán sobre la prohibición de los toros (vídeo).

Más…
Me ha llamado mucho la atención las similitudes entre el pensamiento oriental y occidental. En lugar de señalar ahora mi punto de vista personal, prefiero en este caso continuar resumiendo un libro que, en mi opinión, es muy completo tanto desde un punto de vista histórico como filosófico:  

Más… historia.

Existe una detalladísima historiografía de China, siempre preocupada por registrar las fechas de los eventos más importantes. 

Vivió épocas de guerra hasta llegar a la unificación en el siglo -III por el imperio Qin. Se aseguró su estabilidad mediante leyes durísimas (Han Fei, Li Si) que afectaban también a los nobles.

La dinastía Han guardó ciertas similitudes con el Imperio Romano de Occidente. Durante los Tang, el budismo fue la religión oficial de China; desde la dinastía Song, lo fue el neoconfucianismo hasta la llegada de la República en 1911.

(lista de emperadores de China).

 Más… pensamiento.

La escuela de los letrados (Kong Qiu – Confucio, Meng Ke – Mencio, Xun Kuang), hablaba de benevolencia (amar a los hombres), obrar con rectitud (hacer lo correcto), mediante el esfuerzo, los ritos y el amor gradual (al padre como hijo…).  Con su “Rectificación de los Nombres” pretendía asegurarse que los nombres se correspondieran con las virtudes reales de quienes lo portaran: un rey debía ser justo si aspiraba a llamarse rey.
El Moísmo (Mo Di), postulaba el amor universal (frente al amor gradual de los letrados). Consideraba el excesivo ritualismo como una pérdida de tiempo. 
El Daoísmo predicaba el egoísmo asocial: valorar la vida y a uno mismo. El Dao es el fondo último invariable de la naturaleza, que se concreta en el Dé – en el hombre, virtud. 
El Legismo (Han Fei) ayudó a gobernar con mano dura a una China unificada. 
Del Budismo surgieron cuatro ramas en China; una de ellas fue el zen: propone la meditación sin objeto hasta llegar a la iluminación. 
El Neoconfucianismo se preocupaba de cuestiones éticas, del esfuerzo por automejorarse, de una apuesta por la serenidad y la bondad.

(*) La cita no es textual; se trata de un resumen de una idea claramente reflejada en el texto. 
Anuncios