Jesús Mosterín, Historia del Pensamiento. Los Judíos.

El libro, en una cita.
“Más del 20% de ciertos premios nobel (física, química, medicina) ha sido otorgado a judíos, quienes representan tan sólo el 0,2% de la población mundial”.
(Esta entrada forma parte de una serie de lecturas sobre las diferentes religiones mayoritarias, así como la visión de la Religión por parte de filósofos. Pretenden dar una visión objetiva sobre cada una de ellas; aunque probablemente parezcan subjetivas según la creencia de cada cual).


En una línea.
El pensamiento judío se ha basado en una fiel aplicación de tradiciones orales y escritas. En el intento de compaginar razón y fe han destacado Maimónides y Spinoza. Al contrario que el cristianismo, el esplendor intelectual judío ha tenido lugar recientemente (s. XIX y XX).




Internet.
Más.
El cánon hebreo consiste en la Torá (el Pentateuco) como ley escrita; y el Talmud (el Mishná y sus comentarios, Gemará) como tradición oral. 
Maimónides (s.XII) tuvo un papel clave para compaginar la razón humana (filosofía Aristotélica) con la fidelidad a la fe en su Guía de Perplejos – en un papel que recuerda al de Santo Tomás en el cristianismo. 
Spinoza (s. XVII; autodidacta, librepensador) cuestionó el origen divino de La Torá, e identificó la Naturaleza como Dios, en un planteamiento intelectual novedoso y muy osado. 
El antisemitismo comenzó principalmente en las cruzadas (s.IX), cuando los judíos representaban una importante fuente de ingresos. Lograron la emancipación tras Napoleón (quien abolió la Inquisición en el s. XIX). En el s. XX la historia de los judíos ha incluido numerosos episodios de violencia.
Hay ciertas corrientes como la Cábala y el jasidismo (pietismo; fe desprovista de intelectualismo). 
Me resulta especialmente destacable el esplendor intelectual judío del siglo XX; con un 02,% de la población mundial, del 20 al 30% de los premios nóbel de ciertas categorías (física, química, medicina) ha sido otorgado a judíos.
Anuncios