Personalidad y mensaje.



Reflexión previa.
En una serie previa hemos visto una serie de autorretratos. En este caso, veremos cómo representar un rostro que transmita una expresión, un sentimiento, un mensaje, una vida dedicada a algo. 
Una vez agotadas las posibilidades técnicas que asemejan un rostro pintado de una fotografía, ¿cómo podríamos expresarnos de otra manera? ¿Es posible comunicar un mensaje de otra forma menos convencional? Es posible transmitir más con menos?Menos composición, menos trazos, menos colores… ¿a qué podemos renunciar, manteniendo el mensaje que queremos comunicar?.

Y, una vez visto la obra de hoy, ¿recuerdas alguna otra semejante realizada en escultura?

Obra:

Internet:
Obra – El Profeta.  Expresionismo
MoMA (Museo), Nueva York. Thyssen.
Anuncios