El recuerdo de un sueño.




Reflexión previa.
Qué claros resultan los sueños tras despertar. En cambio, al tratar de verbalizar lo soñado, o transcurridos unos momentos, se hace imposible todo recuerdo. Sólo quedan sensaciones, tal vez pasajes breves que, fuera de su contexto, no son capaces de mostrar lo que hemos soñado. 
¿Podríamos tratar de representar esta sensación mediante un cuadro?¿Cómo transmitir algo con mucho contenido, pero aparentemente incomprensible? ¿Será esto posible manteniendo una composición agradable a la vista? Probablemente el uso del color nos pueda ayudar en este caso, más allá de un dibujo detallado. 
Al pensar en sueños probablemente nos venga a la mente Dalí, o al menos el Surrealismo. En este caso creo que podemos apoyarnos en un autor menos conocido aunque ya mencionado en este espacio.


Obra:

Internet:
MoMA (Museo), Nueva York.
Anuncios