La Formación de Inglaterra, Isaac Asimov.

El libro, en una cita:
“La Carta Magna firmada en Inglaterra en el s. XIII, otorgando derechos a los súbditos, es la base de las Constituciones occidentales modernas”. 
En una frase.
Por Inglaterra han pasando diferentes pobladores: la cultura del vaso campaniforme (Stonehenge); celtas; romanos; jutos, anglos y sajones; daneses y normandos. Tras estos últimos, en 1066, ningún otro ejército ha logrado conquistar Inglaterra. En el siglo XIII se firmó la Carta Magna: limita el poder del Rey y otorga derechos a sus súbditos; es la base de las Constituciones modernas.
Internet.
Más.
Más allá de la curiosidad que puede despertar la historia de uno de los países más influyentes de la actualidad, existen varias lecturas adicionales de este libro.
Por una parte, destacar los continuos intentos de consolidar una idea de nación: Inventando leyendas que vincularían a Roma con Inglaterra (mediante Bruto, un bisnieto de Eneas); tratando de alinearse a favor o en contra de la Iglesia católica según conviniera en cada momento; los apoyos de Escocia y Gales a potencias extranjeras para tratar de lograr cierta autonomía del resto de Inglaterra; la importancia de una lengua común; historias de un supuesto Robin Hood que simbolizaría la resistencia del autóctono frente al agresor extranjero; un rey Lear y Macbeth distorsionado por Shakespeare para agradar al rey de turno, Jacobo I… 
Tras varios intentos de unificar el país que conocemos hoy (los vikingos en el s. VIII por medio de Offa, los sajones mediante Alfredo de Wessex,  los daneses mediante Canuto), el país adquirió una política estable y definitiva mediante los normandos en el s. XI. 
También cabe destacar la vida de Becket, un sacerdote que actuó de forma honesta en política… tomando decisiones diferentes según el puesto que ocupaba – como canciller o como arzobispo de Canterbury.
Como curiosidad, mencionar que nos ha llegado a través de libros y películas una visión distorsionada de Ricardo Corazón de León; un rey que fue, en realidad, desleal, traicionero y despreciable; carecía de resolución, fue continuamente derrotado y falleció por su inconsciencia – disfrazada de supuesta valentía.
Anuncios